Dublín se ha convertido en una ciudad divertida, dinámica y con muy buen ambiente. Durante los últimos años, Irlanda ha despegado económicamente. Esto hace que sea un momento estupendo para viajar a esta ciudad, ya sea como turista, como estudiante, o para buscar trabajo. Como ya he dicho, Dublín es una ciudad muy vital y entretenida, y es esto precisamente lo que la hace atractiva. Al contrario del resto de Irlanda, rebosante de naturaleza y hermosos paisajes, en su capital no abundan las vistas, los monumentos o los lugares de interés.  Es una ciudad para divertirse y salir de fiesta ya que la vida nocturna es animadísima. Sus calles comerciales están siempre abarrotadas de gente, al igual que sus pubs, siempre llenos de gente con ganas de pasarlo bien. A dos horas de vuelo desde España, Dublín se ha convertido en un destino habitual para las escapadas de fin de semana debido a las ofertas de vuelos baratos que han proliferado en los últimos tiempos. Además, la lista de casas de huéspedes, albergues, hostales y hoteles es interminable. Los hay para todos los gustos y bolsillos.
Mucha gente, en tiempos de crisis y escasez de trabajo, busca alternativas, saliendo al extranjero en busca de oportunidades. Dublín se ha convertido en un alternativa ideal para esto ya que muchas multinacionales se han instalado allí debido a su resurgimiento económico. Estas empresas reclaman, entre otras, personas con conocimientos de español. También son muchos los estudiantes que acuden a ella para aprender inglés, algo indispensable hoy en día. Las academias abundan en la ciudad, con cursos intensivos.
Ya he dicho que viajar a Dublín es barato actualmente y esto es gracias a alas compañías de bajo coste, lo que ha constituido una revolución en el mercado. Son cinco las compañías que ofertan vuelos España-Dublín: Spanair, Iberia, la compañía irlandesa Aer Lingus, y las aerolíneas de bajo coste Clickair y Ryanair.
Como podrás comprobar, realmente es un buen momento para viajar a Dublín, ya sea en viaje de fin de semana o durante más días, como el próximo puente de noviembre o diciembre, o navidad...¿por qué no?