La antigua Fernandina de Jagua, ahora Cienfuegos se adjudicó el nombre de «ciudad» en 1880, y en julio de 2005, su Centro Histórico se convirtió en Patrimonio de la Humanidad, un premio de reconocimiento internacional al esplendor, la preservación y, en particular, a la arquitectura del área que se extiende en un perímetro de 70 manzanas. Estas manzanas sirvieron como punto de partida para la fundación de la villa por los colonos franceses el 22 de abril de 1819. Esta fue la única ciudad cubana establecida por los representantes de la nación.

Cienfuegos también ha sido conocida como la Perla del Sur y otros la han llamado la Ciudad de las Cúpulas, por la cantidad de construcciones con cúpulas. La arquitectura de la ciudad es uno de sus encantos y se puede admirar en el mismo Parque José Martí, antigua Plaza de Armas.

El perfecto estado de conservación de las construcciones define el entorno del Parque Martí. Entre ellos podemos encontrar el teatro Tomás Terry, donde las figuras de prestigio internacional han exhibido su arte como el italiano Enrico Carucco, Sara Bernhardt y la estrella de cine mexicano Jorge Negrete. También está el Colegio San Lorenzo, antigua Escuela de las Artes, la Catedral de Nuestra Señora de la Concepción, con sus impresionantes vitraux, el Palacio de Gobierno y la Casa del Fundador, la residencia de Luis D ‘Clouet, fundador de la villa. El Arco de la República enriquece el lugar, el único de su tipo en Cuba, junto con las maravillosas esculturas como las de los leones, construida en 1922.

Cerca del centro histórico, se encuentra el bulevar con bibliotecas, bancos, oficinas y la Casa del Habano, con puros cubanos de primer nivel. El Hotel Unión, pequeño pero acogedor, es una de las bellezas arquitectónicas renovadas hace unos años como parte del esfuerzo por preservar su valor patrimonial. Un paseo por el Paseo del Prado, el más largo en la Isla, le ayudará a conocer la historia de la arquitectura de Cienfuegos y no se olvide visitar los dos cementerios, La Reina y el monumental Tomás Acea.

La bahía de Cienfuegos, que se extiende por el 88 km2, es perfecta para la pesca en todas las estaciones. Últimamente, sus tranquilas aguas han sido elegidas para muchos concursos importantes de motonáutica y regatas internacionales. El Palacio del Valle y el Hotel Jagua en Punta Gorda, en el extremo de la bahía, son los lugares más visitados y atractivos para el turismo marítimo. Muy cerca de este lugar, el Club Cienfuegos ofrece numerosas opciones náuticas.

Las montañas de Guamuhaya son ideales para practicar senderismo, bañarse en piscinas naturales, cascadas y ríos, y visitar la belleza del Jardín Botánico, uno de los más grandes en América Latina, a sólo 20 Km. de la ciudad, con importantes colecciones de cactus y palmeras. Cienfuegos es una de las ciudades más limpias de Cuba y con gente amable y acogedora, la Perla del Sur, Cienfuegos, es una excelente opción para quedarse por unos días durante sus vacaciones en Cuba.