Y como dice el refrán: “para gustos, los colores”. Nuevo tipo de turismo: ruta de cementerios…para celebrar Halloween. Es una idea muy apropiada para el próximo Puente de Todos los Santos. Ciertamente, hay cementerios muy bonitos, con tumbas célebres, estupendas esculturas, catacumbas, mausoleos y monumentos, y como no, repletas de relatos y leyendas macabras. Todo esto hace que cada año más turistas decidan hacer rutas a través de los cementerios más famosos. Vamos a destacar algunos de ellos.

En primer lugar, el cementerio de Père-Lachaise, en París. En él descansan muchas celebridades, por lo que es muy visitado. Están enterrados Jim Morrison, Edith Piaf y Oscar Wilde esntre otros. Resulta un paseo muy agradable darse una vuelta por allí en esta época, con los colores del otoño en los árboles. También en esta ciudad está el cementerio de Montparnasse donde están las tumbas de Jean Paul Sartre, Baudelaire y Simone de Beauvoir. Un cementerio que hace unos años sufrió un boom turístico fue el cementerio de Recoleta en Buenos Aires. La razón de ello es el mausoleo de Eva Perón que recibe miles de visitas cada año. También hay visitas guiadas a los cementerios de Chacarita y Flores. Para los amantes de la música clásica, pueden visitar la tumba de Ludwig van Beethoven, Franz Schubert, Johannes Brahms y Johan Strauss, en el cementerio Zentralfriedhof de Viena. Otra opción muy aconsejable es el cementerio Highgate en Londres, característico por sus edificios góticos. En él está la tumba de Karl Marx. El cementerio judío más antiguo se encuentra en Praga. Se llama Josefov y data del siglo XV. Al ser de pequeñas dimensioines, a lo largo del tiempo se han ido acumulando cadáveres en las tumbas, hasta doce cuerpos en cada una, creando un paisaje de lápidas desordemanadas y amontonadas. Otro cementerio muy concurrido es el Cementerio de Nueva Orleans St. No 1. Tiene una estructura muy particular ya que se asemeja a una ciudad, con calles formadas por grandes pilas de tumbas. La razón son las inundaciones consecutivas por el mar, ya que se encuentra por debajo de su nivel. En él descansa el gran Louis Amstrong. En Rumanía está el cementerio alegre de Sapanta, famoso por irónicos epitafios y bromas sobre los muertos. Es uno de los lugares más turísticos de este país. Como muestra del cristianismo primitivo, están las catacumbas de Roma, construidas durante el siglo II. Están decoradas con frescos y esculturas. También en Italia está el que dicen es el cementerio más bello del mundo, el Cementerio Staglieno de Génova. Por último en España podemos destacar el cementerio San Fernando en Sevilla, el de San José en Granada, el de Teruel, de origen medieval, y el de Montjuic, donde están enterrados Isaac Albéniz y Joan Miró. Como veis, esto es una muestra de un turismo diferente y bastante peculiar, ¿por qué no practicarlo este puente de noviembre?