Cada año miles de visitantes llegan al Algarve portugués. Normalmente llegan al Aeropuerto Internacional de Faro, la mayor ciudad del sur del país y con todos los servicios que pueda buscar un turista. La Cidade Velha es la única parte de Faro que ha quedado anclada en el tiempo ya que la parte antigua de la ciudad se limita a esta zona. El motivo de esto son los continuos saqueos, el terremoto de 1755 y la fiebre constructora del Algarve. A este hermoso barrio se entra desde al Arco Velha, continuando por la Rua do Municipio y Lago da Sé, donde podremos admirar varios palacios y la catedral. Desde ésta última se divisa una panorámica de toda la ciudad si subimos a la planta más alta. La catedral, en gran parte restaurada, conserva restos de azulejo portugués, lo que le confiere un toque muy especial.

Situado al sur de la Ciudade Velha se encuentra el Largo de São Francisco donde se celebra la Feira de Santa Iria en el mes de octubre, sirviendo el resto del año como aparcamiento. Justo al lado, haciendo esquina, se encuentra la bonita Igreja da Ordeu Terceira de São Francisco. También podemos visitar el Museo Arqueológico, instalado en un antiguo edificio del siglo XVI, junto a la Praça Afonso III. Lo más interesante y admirado del museo es el impresionante mosaico romano de Neptuno. Otro museo interesante es el Museu Marítimo donde se nos muestran las técnicas de pesca local. Está situado en la bahía, donde además podremos pasear por los jardines de Faro y por los cafés y restaurantes dispuestos en hilera. Ya en el interior de la ciudad está el Museu Regional, en la Praça de Libertade. También aquí están las torres gemelas de la Igreja do Carmo, con su Capela dos Ossos, construida a partir de huesos humanos. Faro tiene una gran oferta turística siendo numerosos los lugares para comer y salir de copas. El centro es una zona muy dinámica y animada, un área comercial y peatonal en torno a la Rua de Santo Antonio. Los mejores restaurantes (también los más caros) están junto a Rua de Santo Domingo. Como podreis imaginaros, la cocina típica de Faro se basa en los productos del mar, como son el pescado y el marisco, siendo muy connocidos los sabrosos arros de marisco. Y para tomarnos una copa después de la cena, la mejor zona está en lugares como Rua do Prior y la paralela Rua Conselheiro Bivar, repleta de terrazas y pubs. Si no conoces Faro, puedes visitarlo el próximo Puente de Noviembre si aún no tienes planes.