Arco da Vila en Faro – Portugal

La palabra escapar significa conseguir salir de un lugar en que se está encerrado. Ya sea solo o en familia esta sensación de huir de la rutina motiva a buscar lugares distintos donde retomar energías, descansar o seguir en movimiento pero con distintas actividades como el turismo. Faro es una ciudad portuguesa que abre sus puertas para recibir al visitante que busca escaparse a un ambiente marino y distinto donde vivir las mismas sensaciones pero en un paisaje nuevo.

Ubicación, cómo llegar y que visitar en Faro

Faro se ubica en el punto más sureño del Portugal, cuenta con aeropuerto propio facilitándonos su visita. Si gusta de un viaje económico puede contar con los servicios de Ryanair que como siempre busca brindarnos los mejores precios de vuelos baratos.

Una vez en la ciudad y de asentarse en su hotel usted podrá hacer un recorrido por los distintos lugares de interés de Faro, algunos son:

  • Convento de San Francisco, ubicado frente a la muralla medieval, usado actualmente con fines turísticos.
  • Museo de Arqueológico e Lapidar Infante D. Henrique.
  • Museo Municipal de Faro, a un euro la entrada, usted puede comprar allí algún recuerdo alusivo al museo.
  • Si gusta de la actuación, acuda al Teatro municipal.
  • La Galería Municipal Arco, donde podrá ver muestras del arte contemporáneo de Portugal.
  • Arco da Vila, es una de las puertas medievales de la antigua ciudad amurallada.
  • La Capilla de Nuestra Señora de la Buena Esperanza.
  • El Castillo, construido sobre las antiguas murallas de la ciudad.
  • El Banco de Portugal, muestra de la arquitectura renacentista neo-manuelina con influencias árabes (sobre todo en la puerta principal).
  • Las Murallas, que datan del siglo IX y que aún perduran parte de ellas con equipamiento militar del siglo XIX.

La gastronomía de la ciudad de Faro

Visitar tantos lugares, los pocos descritos y los muchos que usted encontrará en Faro le abrirán el apetito. Degustar de la gastronomía de la ciudad será la solución perfecta. No se preocupe por el idioma portugués, que comer es universal.

La gastronomía de Faro tiene raíces romanas y árabes, sus ingredientes provienen de lo profundo de la región y de la frescura del mar. A continuación una muestra.

  • El riquísimo filete de Atún con salsa de tomate.
  • Pierna de cordero en la sartén.
  • Papas de maíz, más conocido localmente como Xarém.
  • Calamar relleno a lo Algarve.
  • Perdiz estofada.
  • Sopa de Almejas

La oferta hotelera en Faro es amplia, podemos recomendarle Adelaide Residencial o la Pensión Residencial Avenida.

Escaparse de la rutina diaria nunca será posible sin su decisión final, agarre su calendario, seleccione un fin de semana o semana completa, y adelante unas pequeñas vacaciones en la ciudad de Faro al sur de Portugal.