¿Planeando unas vacaciones en Europa? Si es así, has escogido el destino perfecto para unas vacaciones inolvidables. Europa es un lugar donde podrás disfrutar de una emocionante mezcla de belleza escénica, lugares maravillosos, cultura y rico patrimonio.
A pesar de ser el más pequeño de los continentes del mundo, precediendo sólo a Australia, Europa es el hogar de 45 países diferentes, todos lingüística y culturalmente muy diversos. Europa tiene una gran variedad de climas, pero la mayor parte del continente experimenta clima templado.

Épocas del año para visitar Europa
Al planificar tu viaje, es esencial encontrar la mejor época para visitar Europa. El tiempo razonable de verano, especialmente de junio a julio es la temporada más popular. La mayoría de turistas llegan a Europa durante esta temporada. Todo está especialmente hermoso y la atmósfera es deslumbrante en esta parte del año. La otra cara es que el verano es la temporada alta, con tarifas de hoteles y billetes de avión que disparan y verás a más turistas que a lugareños en este momento. La primavera (de abril a principios de junio) se conoce como la temporada intermedia (ni pico ni baja). Sorprendentemente, esta es quizás la mejor época para visitar Europa, ya que el clima es perfecto – días cálidos y noches frescas, no hay tanta gente como en los veranos y las tarifas aéreas y precios de los hoteles son razonables.
La mayor parte de la temporada de invierno, a excepción de la época de Navidad se considera temporada baja. Los inviernos son fríos en la mayor parte de Europa, mientras que algunos lugares son prácticamente glaciales. Sin embargo, si no te importa el frío, definitivamente vale la pena hacer la visita cerca de la Navidad, cuando la mayoría de las ciudades se iluminan maravillosamente y hay un ánimo festivo por todos lados. Puedes disfrutar de los mercados de Navidad, carnavales y festivales, asistir a eventos culturales, esquiar y consentirte con un poco de sabrosa comida especial de invierno y vino caliente. Las líneas aéreas ofrecen descuentos especiales en vuelos y los hoteles tienen ofertas especiales en estas fechas, por lo que el invierno es el tiempo perfecto para planear unas vacaciones económicas en Europa.

Opciones de transporte y requerimientos de visado
Puedes visitar muchos lugares nuevos en un lapso de tiempo relativamente corto, a pesar de que están en diferentes países, gracias al excepcional sistema de trenes (Euro Rail) y la moneda común. Con un pase de Euro Rail puedes viajar en los trenes de toda Europa. Obtener un visado Schengen simplifica tu viaje dentro de Europa. El visado Schengen es una visa de turista, que te permite viajar entre 24 países europeos que están registrados en el sistema común de visados y, de esta manera los recorridos por aire, tren y carretera entre dos países del espacio Schengen se considera como un viaje interno. Esto incluye países como Francia, España, Grecia, Italia, Alemania, Austria, Suecia y muchos más.