Encontrar el lugar adecuado para su estancia puede ser la diferencia entre unas vacaciones de fantasía y un viaje de pesadilla. Irse a la cama y despertar en un agradable entorno puede cambiar su percepción de todo lo que le rodea. Al pasar unos días en un país diferente, le será fácil conseguir muchos grandes hoteles, especialmente en los destinos turísticos más populares como París o Roma.

Estos hoteles pueden ser muy buenos, pero a menudo se llenan de turistas de todas partes del mundo y el servicio puede ser muy impersonal y mecánico, una característica realmente poco ideal para un viajero que desean disfrutar del sabor local. Es más, también tienden a ser un poco más caros que los pequeños hoteles locales, y basan la mayoría de sus actividades en los turistas sin tomar en cuenta las opciones locales.

La mejor opción es invertir un poco de tiempo antes de hacer su viaje y explorar los diferentes alojamientos disponibles en su lugar de vacaciones seleccionado.

Manténgase alejado de los lugares grandes llenos de turistas, paquetes de viaje y trata de encontrar una zona de hoteles secreta. Cuando usted se encuentra en un pequeño hotel local, con personal amable que quiere aprender su nombre y conocerlo, así como presentarle algunos de los secretos mejor guardados de la zona, se alegrará de haberse tomado el tiempo extra. La mayoría de las habitaciones de estos hoteles serán tan agradables, si no mejores, que las habitaciones de los grandes hoteles, con muchos muebles antiguos y rodeados de edificios históricos ricos de cultura local. Si el hotel no ofrece a sus propios restaurantes, los gerentes estarán más que encantados de dirigirlo a algunos de sus establecimientos favoritos, algo bien fuera de lo común.

Internet hará mucho más fácil su búsqueda, ya que hay muchas páginas web especializadas diseñadas para ayudarle a encontrar posibilidades de alojamiento. Una búsqueda rápida del país o ciudad que va a viajar y algo así como «casa de huéspedes«, «posada«, o «cama y desayuno» y de inmediato obtendrá muchos resultados, la mayoría de los cuales también tienen vínculos con otras bases de datos. Una vez más, gracias a la ayuda de Internet, muchos de los hoteles y los dueños de las páginas web ofrecen características y fotos de las habitaciones disponibles, además de otros detalles relacionados con sus comodidades y ubicación.