Valencia tiene una dualidad, pues es la representación de España y a la vez es tan distinta a ella. Durante cinco siglos estuvo bajo el dominio musulmán y su historia está fuertemente influenciada por sus vecinos, Cataluña (al norte) y Castilla, ya que su bandera tiene las rayas rojas y amarillas de esta región, mientras que para muchos valencianos su lengua materna es el catalán.

Valencia, la capital, es famosa por su vida nocturna, la naturaleza de Las Fallas, sus fiestas de la primavera y su impresionante arquitectura que la destaca como la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Hacia el norte, a lo largo de la Costa del Azahar, se localiza el sitio histórico de Sagunto, mientras que al Sur, a lo largo de la Costa Blanca, se extienden las mejores playas de España. Si usted desea pasar una noche agradable hay una impresionante cantidad de clubes y bares que frecuentar.

Si en su visita dispone de automóvil, no puede dejar de ver los poblados de Benidorm, Torrevieja y Alicante. Sin embargo, Denia y Gandía conservan mucho del sabor español.

En el interior, hay paisajes fantásticos como Morella, una cumbre rodeada de murallas medievales intactas y con espléndidos castillos. También está Xàtiva, que tiene un estilo muy propio, y Elche con sus magnificas arboladas de palma, las más extensas de toda Europa.