Suecia es conocida como el país del sol de medianoche, el lugar de nacimiento del grupo musical ABBA, los automóviles Volvo y Saab y es también una las naciones más pacíficas del mundo, pues no ha participado en ninguna guerra en 200 años. Siendo así de famosa, Suecia es un imán para los viajeros.
La ciudad capital, Estocolmo, es sin dudas una de las más hermosas a nivel mundial. Los turistas la visitan atraídos por sus tiendas y clubes nocturnos, los canales, museos y parques. Estocolmo es definitivamente una metrópoli moderna y es un contraste llamativo encontrar entre sus atractivos el casco histórico, que recuerda a una antigua ciudad medieval con calles empedradas. Se trata de Gamla Stan, un encantador complejo con laberintos de tiendas de souvenirs y heladerías que hacen las delicias de los visitantes.
Es recomendable visitar Skansen, un encantador museo al aire libre situado sobre una colina. Abrió sus puertas por primera vez en 1891 y en la actualidad tiene en exhibición alrededor de 150 viviendas convencionales que reflejan la vida de las generaciones anteriores suecas. Estas casas muestran a sus habitantes ataviados con trajes de época, para completar una escena espectacular que no se puede encontrar en otras partes del mundo.
Estocolmo, al igual que todas las ciudades suecas, es ideal para realizar actividades al aire libre. Las más comunes son esquí, piragüismo, senderismo y ciclismo y también la recolección de bayas cuando la temporada lo permite, que si bien es un pasatiempo menos reconocido, es considerado como uno de los favoritos. La práctica del senderismo o incluso pasear en bicicleta conduce a los practicantes a través de los campos de tumbas de piedra, donde se circula por encima de túmulos históricos, que son las huellas del pasado belicoso de Suecia. La imagen de los vikingos que saqueaban pueblos enteros es muy lejana de la actual posición pacífica y neutral adoptada por la región.
El mejor momento para viajar a Suecia es de junio a septiembre, cuando las condiciones meteorológicas están en su máxima expresión. Es importante señalar que la luz del día varía mucho en todo el país. En Estocolmo en diciembre el sol generalmente se pone alrededor de las 3 de la tarde.
El sueco es el idioma nacional, pero casi todos los habitantes hablan bien en inglés. Además de ser grandes bebedores de café, los suecos son aficionados al vodka. El mundialmente famoso “Absolut Vodka” es de origen sueco.