Diríjase a la gran área de las Cataratas del Niágara y a sólo unos kilómetros del Parque Nacional Whirlpool, donde se encuentran algunas de las excursiones más gratificantes en el área de las Cataratas. Aguas abajo de las Cataratas, está la zona de remolinos de agua que es profunda y turbulenta. Las paredes del desfiladero funcionan como un embudo que fuerza cantidades masivas de agua en una creación mucho menos peligrosa y violenta de rápidos de clase V. ¡Este no es un lugar para nadar!

 

Después de llegar, pase delante de los baños y diríjase a la izquierda para comenzar la caminata en el carril de la garganta del Niágara. Es una caminata fácil y plana que está a 10 kilómetros de ida a las cataratas del Niágara. Con los adolescentes, usted puede ajustar la duración de este paseo a lo largo del camino en la medida de que quiera, pero asegúrese de detenerse y no ignorar el punto Whirlpool DeVeaux. Camine al menos unos pocos kilómetros a lo largo del camino para ver las hermosas vistas que la garganta tiene para ofrecerle.

 

Si usted camina por completo los 10 kilómetros, podrá ver la Isla Goat y las Islas Luna, así como ambas cascadas la de los Estados Unidos y Canadá. Este camino está pavimentado y es perfecto para el ciclismo o la caminata. Caminar los 21 kilómetros ida y vuelta puede parecer un largo camino, pero no es difícil, y es que vale la pena el tiempo dedicado a caminar al lado del bullicioso río Niágara hasta llegar a las cataratas. Si usted decide tomar la excursión completa, se encontrará con muy poca gente en el camino.