Las Cataratas del Niágara es probablemente uno de los lugares más impresionantes de América del Norte. Y usted puede tener una experiencia increíble en ellas. El verano es la mejor época para visitar las cataratas y el mejor momento para tomar fotos, también. Los fuertes vientos que soplan alrededor de las Cataratas del Niágara puedes ser graves en los meses fríos de noviembre a marzo

Arco iris sobre el agua

 

En un día claro, siempre hay múltiples arco iris junto a la parte baja del parque estatal de Nueva York. El día que estuve allí, vi una hermosa sesión de fotos de una boda llevándose a cabo. Este es el lugar perfecto para fotografiar bodas, una propuesta o simplemente un dulce beso en frente de una cámara. Después de todo, durante décadas, este era el lugar de luna de miel para los americanos de todo los EE.UU., y la oportunidad para tomar fotos con las Cataratas del Niágara detrás de la feliz pareja ha sido siempre fundamental para el romance de esta asombrosa maravilla natural.

 

A bordo del Maid of the Mist

 

El Maid of the Mist es un emocionante viaje en barco, y una de las cosas que hace que las cataratas del Niágara sean algo grandioso. Les insto a continuar este viaje, pues aunque es la única cosa que hacer en las cataratas, valdrá la pena el viaje.

 

El Teatro en movimiento

 

Cruzar la frontera de EE.UU. hacia el lado canadiense para posar al frente del Teatro en movimiento “Aunque usted no lo crea D’ Ripley”, que es único a comparación de los otros museos Ripley. El Teatro del Niágara cuenta con un diseño loco – un lado del edificio Empire State, con King Kong colgando desde lo alto – perfecto en las fotografías y también incluye la historia de personas que han hecho cosas locas en las cataratas, incluyendo Annie Taylor, la primera persona en pasar con éxito las cataratas en un barril. El museo también tiene otras rarezas que Ripley conoce muy bien, como un gatito de dos cabezas y una cabeza reducida de un ser humano real.