¿Aún no sabes qué vas a hacer en el puente de noviembre? Te doy una idea: conoce Carmona. A sólo 30 km de Sevilla, esta bonita ciudad posee un impresionante patrimonio arqueológico y artístico. Íberos, romanos, musulmanes y cristianos han vivido entre sus murallas. Como decía, son numerosos los monumentos que encontramos en Carmona. Algunos de ellos son el Alcázar del Rey Don Pedro, el Alcázar Puerta de Sevilla, el impresionante Anfiteatro Romano, el Ayuntamiento, la Casa de las Descalzas, la Casa Palacio de Don Alonso Bernal Escamilla, la de Los Aguilar, la de Los Dominguez, el Convento de la Concepción, el de Santa Clara, la Ermita de San Mateo, la Iglesia de San Blas, la de San Bartolomé, la de San Felipe o la del Salvador. Tenemos también el Museo de la Ciudad, la Necrópolis, la Plaza de Abastos, la Puerta de Córdoba, el Teatro Cerezo, la Tumba de Servilia y la Tumba del Elefante entre otros monumentos que constituyen el importante patrimonio de esta ciudad. Existe un centro de recepción turística, diseñado para servir al visitante en todo lo que pueda necesitar, al mismo tiempo que intenta divulgar la historia y la cultura del lugar.

 Con respecto a la gastronomía, Carmona posee una cocina rica y variada, con platos elaborados a partir de alimentos naturales, de la tierra, y típicos de la dieta mediterránea. En la zona se cultivan verduras y hortalizas que constituyen la base de las recetas de carmona. La lista es interminable: aliños, espinacas, tallos esparragados, escarolas con pimiento molido, sopa de tomate, alboronías, gazpacho, migas, gachas, las manitas de cerdo o los tropezones de lomo, entre otras exquisiteces. Sus postres también hablan de la historia de esta ciudad, ya que la mayoría de los postres son de influencia árabe. A esto se une una larga tradición conventual en la elaboración de la repostería más tradicional. Son conocidos los bollos de leche, la torta inglesa, las tortas de almendra, las torrijas bañadas en vino dulce y miel o los polvorones caseros. Visitar Carmona es un auténtico placer, una escapada cultural de lujo. Son numerosos los hoteles, apartamentos y alojamientos rurales donde podremos hospedarnos durante este próximo Puente de Todos los Santos. Es un buen plan, ¿no crees?