Situado en el Mar Mediterráneo, Mónaco es un país pintoresco. Con precios muy altos, la mayoría de los viajeros sólo pueden darse el lujo de pasar un día en este cónclave para los ricos.

Mónaco
El principado de Mónaco es un lugar un poco extraño. Situado al este de la Riviera francesa, es un país muy pequeño y está dominado por la ciudad de Monte Carlo. Todo en el principado abastece a los viajeros ricos, así que ten cuidado con el presupuesto.

Históricamente, la familia real Grimaldi ha dominado y sigue dominando Mónaco. Su influencia se encuentra en todas partes y, como se habrá dado cuenta, alguno de los miembros de esta familia parece estar en las noticias sensacionalistas todos los días. De todos modos, se las han arreglado para permanecer en el poder durante cientos de años y convirtieron a Mónaco en el refugio de expatriados de Europa a través de las leyes fiscales laxas.

Monte Carlo
Monte Carlo es la única ciudad de importancia en Mónaco. La ciudad se alza sobre el océano y es bastante dramática. Posee el viejo encanto de Europa, pero además tiene modernos hoteles, resorts y así se mezclan en el lugar. En lugar de los concesionarios Ford o Toyota, Mónaco está salpicado de concesionarios de Ferrari y Porsche. Los costos son excesivos en toda la ciudad, es el único lugar que he pagado $ 75 por la cena en un restaurante mexicano.

Ninguna mención de Monte Carlo estaría completa sin hablar de carreras de Fórmula Uno. Cada año, la ciudad acoge el Gran Premio de Mónaco en las pequeñas calles de la ciudad. La carrera es un poco aburrida pues es casi imposible pasar, pero asistir a la carrera es algo que definitivamente debe hacer por lo menos una vez.

El Gran Premio de Mónaco es la fiesta de presentación de la riqueza extrema. El puerto está lleno de yates que hacen que un petrolero parezca pequeño. Encontrarás más joyas y ostentación de las que puedas imaginar. El factor de decadencia está al tope y ver gente es muy entretenido. Usted puede ver de lejos un poco la indulgencia, aunque sin duda saldrá con algunas buenas historias.

Mónaco y Monte Carlo es definitivamente un viaje de un día que vale la pena si usted está visitando la Riviera francesa. Sólo asegúrese de que tiene suficiente límite en sus tarjetas de crédito.