Venecia, ubicada al norte de Italia, es la ciudad ideal para todos los turistas ya que supera a cualquier otra gracias a su gran belleza. Cuenta con más de 100 islas, 150 lagosy 400 puentes. Venecia se ha ganado varios epítetos como la Ciudad del Agua o la Ciudad del amor. Se suelen tomar góndolas para desplazarse de una parte de la ciudad a la otra. Cuando el barquero de la góndola canta mientras lo transporta, el placer de viajar se convierte en una experiencia que lo conectará con su lado más sentimental. Es ideal para parejas de recién casados en luna de miel. Los grandes amantes pueden revivir sus momentos más románticos aquí.
Aparte de la experiencia de montar en góndola, hay varios atractivos más entre los numerosos museos y festivales locales, como la Bienal de Arte de Venecia, fundada por el alcalde de Venecia Ricardo Selvatico en 1693. La plaza San Marcos puede ser muy atractiva para los turistas, ya que atrae a cientos de palomas que conforman una vista maravillosa.
Venecia es una ciudad cara, y cuenta con muy pocos hoteles económicos. Una alternativa ideal podría ser La Venecia Central, ya que en torno a la plaza de San Marcos se encuentran algunos de los hoteles más económicos.
En general, las tarifas de los hoteles son mayores cuanto más se acerquen a los lugares atractivos dentro de una ciudad. Sin embargo, esto no se cumple en Venecia. Aquí, usted puede ser capaz de descubrir hoteles de bajo costo cerca de sitios turísticos. De todos modos, tenga en cuenta que en Venecia el concepto de “hotel barato” no se encuentra disponible precisamente porque no existen las temporadas: es una ciudad turística todo el año.
Entre los sitios destacados de la ciudad que usted no puede dejar de conocer, se encuentran La Galería de la Academia de Venecia, que alberga una gran colección de pinturas del siglo XIII al siglo XVIII; el Caffe Florian, construido en 1720, por donde pasaron clientes como Lord Byron, Dickens y Proust entre sus visitantes habituales; el Palacio Ducal, el Gran Caffe Lavena, el Museo de Historia Naval, el Puente de Rialto…la lista es casi interminable y la mejor forma de completarla es recorriendo usted mismo las innumerables atracciones que le ofrece Venecia.